Patatas a lo pobre

Receta de patatas a lo pobre

Sólo con patata, cebolla, pimiento y un buen aceite de oliva, podemos preparar una de las guarniciones más sencillas, ricas y versátil de la cocina.

Ingredientes para preparar patatas a lo pobre

  • 2 patatas
  • 1/2 cebolla
  • 1 pimiento verde italiano o 1/2 rojo morrón
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Opcional:
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de romero seco

¿Cómo preparar patatas a lo pobre?

  • Cogemos las patatas, las pelamos, las lavamos y las cortamos en lonchas gruesas, de unos 2-3 milímetros de grosor.
  • Hacemos lo mismo con la cebolla, la pelamos, y la picamos finita.
  • El pimiento, bien rojo o bien verde, lo lavamos, le retiramos las pepitas, y las venillas si queremos, y lo cortamos en tiras o en circulitos, como más nos guste.
  • Echamos abundante aceite en una sartén, la ponemos al fuego, y vamos añadiendo las patatas, la cebolla y el pimiento.
  • Sazonamos y dejamos que todo se cocine a fuego medio para que no se doren las patatas, pero se cocinen perfectamente en su interior.
  • Cuando las patatas están blanditas, podemos añadir a la sartén un poco de pimentón o de romero y mezclamos, aunque solas ya están deliciosas. Dejamos 1 ó 2 minutos más al fuego, a intensidad baja, para que las patatas a lo pobre cojan el sabor de estos condimentos, y las retiramos del fuego... Listas, sólo queda escurrirlas y ya tenemos la guarnición ideal para casi cualquier plato.
  • Foto orientativa: Javier Lastras
Nota del autor:

Usar un pimiento y otro, no va a hacer que cambie mucho el sabor final del plato, pero sí que cambia el aspecto externo, el visual, por eso lo mismo es mejor el verde para pescado y el rojo para la carne, pero vamos, como digo, esto es sólo cuestión de estética.

Sin duda las patatas a lo pobre son una de las guarniciones por excelencia, pues pegan lo mismo con carnes rojas, blancas, como con pescado o mariscos. Además, su preparación es tan sencilla que estoy segura que todos nos animaremos a hacerla muchas veces en casa.

Otra cosa genial de estas patatas, es que puedes añadirles cualquier cosa, gambas, langostinos, sepia, calamares, carne... el sabor de lo que le añadas no hará otra cosa que potenciar el sabor de las patatas y tendrás un plato delicioso que a los niños les suele encantar.

Las patatas a lo pobre también se las conoce como patatas panaderas, aunque algunas personas conocen la receta de estas últimas sin pimiento, sólo con patata y cebolla.